Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Requisitos para conseguir financiación

¿Es fácil solicitar financiación a los bancos?

Solicitar financiación a un banco, en los tiempos que corren, se ha convertido en todo un arte.

En muchas ocasiones depende de la habilidad del empresario conseguir o no esta financiación.


Hubo tiempos pasados en que a los bancos les valía cualquier tipo de operación, y además en muchos casos te ofrecían más financiación de la que les solicitabas. En estos momentos en los que vamos saliendo poco a poco de la crisis, los bancos han cambiado notablemente sus políticas a la hora de relacionarse con las empresas y sus criterios de riesgo se han vuelto un poco más exigentes.

¿En que se fijan principalmente los bancos a la hora de conceder financiación?

Lo más importante es “de qué manera” haces tú solicitud, en cómo te diriges a ellos y si vas recomendado por alguien o si tienes algún tipo de referencia positiva sobre tu empresa.

Es importante presentar un dossier financiero completo, con todos los documentos bien detallados y ordenados. En dicho dossier deberemos explicar con detalle nuestro “Pool Bancario” actual, tendremos que demostrar y documentar que somos buenos pagadores y que no tenemos ninguna deuda pendiente con nadie.

A los bancos le gusta mucho estudiar la trayectoria y evolución de la empresa en los últimos años, analizar como la empresa ha sobrevivido a la crisis y si tiene proyectos solventes de cara al futuro. Ver que trayectoria han tenido los socios, analizar su solvencia, etc…

Que la empresa tenga una cierta antigüedad (al menos dos o tres años), que declare beneficios, que tenga unos fondos propios de al menos un 30% del balance, y no tenga incidencias de pago, son casi requisitos indispensables para que se tomen cierto interés por estudiar una solicitud de financiación.

Después tendrás que convencerles de la calidad de tus clientes, de la recurrencia de tus ventas, etc. En definitiva, se tienen que asegurar de que van a tener un retorno seguro de los créditos o préstamos que concedan, y si tienen alguna duda buscarán la solvencia de los socios avalistas o de inmuebles o propiedades con los que constituir una garantía adicional.

La denegación de muchas solicitudes de financiación puede producirse por dos motivos:

- Porque no se cumplen los requisitos básicos comentados anteriormente. Entonces no hay nada que hacer.

- O porque no se solicita de forma adecuada la financiación.

Muchas veces la empresa solicita un producto inadecuado, u omite “información negativa” de la empresa, que después el banco acaba descubriendo, o no se justifica debidamente el destino de la financiación o no se transmite correctamente como se va a hacer frente al pago de las cuotas y/o intereses de la financiación solicitada.

Las denegaciones de financiación producidas por el segundo motivo se pueden evitar, y es donde el empresario tiene que dedicar un tiempo extra de su trabajo, del que a veces no dispone.

David Antolín San Martín

Socio Director

Economista – Asesor Financiero


haz clic para copiar mailmail copiado